sábado, julio 20, 2024

Quinametzin: Los gigantes que convivieron con nuestros ancestros

LEER MAS

“En la época prehispánica existieron hombres enormes. La gente los llamaba quinametzin y se mantuvieron bajo su dominio hasta que se cansaron y se levantaron en su contra.”

Cacaxtla, Tlaxcala│Por LAGLvL.com│Escritor de LAGLvL

La existencia de hombres enormes es común dentro de muchas culturas, y las prehispánicas no son la excepción pues, según los códices, en Mesoamérica habitaron los quinametzin, antiguos gigantes que aterrorizaban a la gente.

Quinametzin, los gigantes prehispánicos de Mesoamérica

En diversas culturas del mundo podemos encontrar similitudes. Una de ellas es la existencia de hombres gigantes que, generalmente, aterrorizaban a la población y la esclavizaban.

En la Biblia, por ejemplo, se narra la historia de Goliat, un soldado enorme que asedió Israel por 40 días y que no se detuvo hasta que el rey David lo venció con una honda y una piedra.

Sin embargo, y contrario a lo que podría pensarse, estas míticas anécdotas no solo las encontramos en el viejo continente sino también en la región mesoamericana durante la época precolombina. De hecho, según Mendieta:

«Hallóse en la memoria de los indios viejos cuando fueron conquistados de los españoles, que en esta Nueva España en tiempos pasados hubo gigantes, como es cosa cierta.»

UANL

Quinametzin Los gigantes que convivieron con nuestros ancestros

Estos eran conocidos como quinametzin –plural de quinametli, que puede traducirse como gigante–. Existen versiones diferentes sobre los quinametzin. El historiador Mariano Veyta, por ejemplo, señaló que fueron los olmecas-xicalancas quienes descubrieron a los gigantes en el año 107 d. C.

Según se cuenta, aquellos indígenas llegaron a Tlaxcalla, Huexotzinco, Cholollan y a lo que hoy conocemos como Puebla y quedaron sorprendidos al encontrarse con hombres colosales y desnudos que se alimentaban de animales y frutos silvestres. Empero:

«A pesar de ser tan bárbaros los gigantes, recibieron de paz a los forasteros y les permitieron poblar en sus tierras, mas sujetándolos al pago de cuantiosos tributos y a vejaciones tales, que llegó el momento de no poderlos sufrir más y de acabar con ellos.»

UANL

Así que, tiempo después, los olmecas-xicalancas decidieron tenderles una trampa para aniquilarlos. Los indígenas les prepararon un gran festín, esperaron a que los gigantes se embriagaran y, aprovechando su vulnerabilidad, los asesinaron.

Quinametzin Los gigantes que convivieron con nuestros ancestros

Ya en la época colonial, algunos frailes atestiguaron cómo eran extraídos huesos gigantes de la tierra del nuevo continentePor ello, dieron fe a la existencia de hombres gigantes. Sin embargo, siglos después, cuando la arqueología ya estaba más avanzada, se descubrió que se trataba de restos de animales y no de quinametzin como se creía.

Por otra parte, una teoría interesante es la que aportó el historiador Chavero quien consideró que los quinametzin mas bien representaban a los otomíes. Y es que aquellos habitaban los lugares mencionados y vivían “en estado salvaje”, según los olmecas, quienes se consideraban a sí mismos como “civilizados”.

Pero, ¿Cuál es el origen de aquellos gigantes?

El origen de los quinametzin es incierto. No obstante, un antecedente importante podemos encontrarlo en el mito del Quinto Sol. Según este, en el principio de los tiempos, los dioses mexicas decidieron crear vida. Así nació Ocelotonatiuh, un sol hecho de tierra, junto con seres humanos gigantescos.

Aquellas criaturas medían alrededor de siete metros de altura. Sin embargo, debido a su descomunal tamaño, esos hombres eran lentos y torpes a tal grado que, cuando se caían, ya no podían levantarse y así morían.

Los dioses contemplaron decepcionados a los gigantes y decidieron destruirlos. Quetzalcóatl derribó al sol de tierra. Se desataron olas de terremotos y los gigantes fueron tragados por las grietas del suelo.

Así, si tomamos por certero este mito, puede que algunos de los gigantes que Quetzalcóatl pensó destruidos, hubiesen sobrevivido y después atormentado a los olmecas-xicalancas.

Quinametzin Los gigantes que convivieron con nuestros ancestros

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MAS RECIENTE